El arquitecto Rafael León Domínguez nos habla sobre su estudio, sus proyectos y sus nuevos retos

Torinco y el estudio de arquitectura que dirige Rafael León Domínguez mantienen una estrecha relación laboral desde hace varios años cooperando en trabajos con resultados muy satisfactorios.

Uno de los últimos proyectos en los que han trabajado ha supuesto un reto tecnológico en una vivienda con vistas al mar en Málaga, en una planta 16 de un edificio existente y en un emplazamiento muy complejo y con un alto nivel de exigencia de la propiedad, que buscaba resultados muy singulares.

Entrevistamos a este arquitecto de El Carpio (Córdoba), para conocer el trabajo que desarrolla en su propio estudio de Arquitectura.

Rafael León Domínguez decidió estudiar Arquitectura por ser una disciplina en la que se fusionaban muchos de los gustos e intereses que venía cultivando desde pequeño; la creatividad, el diseño, la ciencia y la ingeniería. Estudia en la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de la Universidad de Sevilla, siendo un alumno brillante, con una nota media de sobresaliente y mención especial en el Proyecto Fin de Carrera, en el que desarrolla el proyecto de rehabilitación de un antiguo convento y equipamiento cívico en Alcañiz (Teruel), y por el que obtiene el 2º premio de un concurso de arquitectura organizado por el Ayuntamiento de la localidad.

Así, comienza su etapa profesional en estudios de arquitectura de algunos de sus profesores de la ETSA, y empresas relacionadas con el ámbito del diseño y la arquitectura. Tras especializarse en Arquitectura y Patrimonio Histórico y en Instalaciones en Arquitectura mPIA, en 2006 comienza la apasionante aventura de poner en marcha su proyecto personal, un estudio de diseño y arquitectura con un equipo multidisciplinar que se dedica a desarrollar iniciativas tanto de índole pública como privada.

¿A qué se dedica Rafael León – Arquitectura + Diseño?

El estudio se consituye como una empresa de servicios técnicos y de consultoría que nace con la vocación de ser punto de encuentro entre las ideas, el conocimiento y la realidad.

Enfocamos toda nuestra energía y trabajo en ‘hacer las cosas posibles’, y transformar los proyectos en soluciones inspiradoras, haciendo un uso responsable e innovador del conocimiento y las tecnologías disponibles y aportar un enfoque de rentabilidad, salubridad, sostenibilidad y sensibilidad con el patrimonio.

Somos un ejemplo de reciclaje y de reinvención del clásico estudio de autor, laboratorio y taller de proyectos personalizados enfocado hacia las nuevas exigencias y mutaciones que ha sufrido el mundo de la empresa, la atención con el cliente y la tecnología.

Sin duda, nuestro estudio ofrece al cliente un servicio dedicado, personal, atento. Un servicio especializado y profesional que le da la mano desde el inicio y hasta el final con la posibilidad de personalizar y controlar todo el proceso creativo de cada iniciativa, buscando siempre resultados frescos, originales, novedosos y eficientes.

¿Cuál es la filosofía de trabajo de la empresa?

Nuestros esfuerzos se centran en dos puntos, la innovación y la gestión que la hace posible. Trabajamos cada día por diferenciarnos y constituirnos como un equipo profesional competitivo.

La vocación por la innovación nos obliga a plantear un continuado proceso de renovación de nuestras herramientas de trabajo. Cada proyecto se constituye como un reto en sí mismo. Desde esta perspectiva, los encargos se plantean desde su génesis, de una visión general especialmente sensibilizada por la sostenibilidad y la eficiencia de medios, pero orientada siempre a la construcción de una buena arquitectura.

Apostamos por la consideración de la energía como herramienta de proyecto. La filosofía latente del estudio radica en la creación de un estilo y una forma de hacer propios, que es la búsqueda de la estética de la energía: la arquitectura debe dialogar con el territorio y la energía, y construirse mediante recursos sencillos transformados  mediante técnicas específicas y eficientes.

El estudio tiene un compromiso con la calidad, enfrentándose a los problemas y asegurando resultados exitosos para cada caso. Ofrecemos un servicio Integral, que nos posiciona como único interlocutor con el cliente y nos permite ser capaces de desarrollar todos los frentes que envuelven a cada iniciativa.

¿Qué proyectos en los que ha trabajado o trabaja destacaría?

Todos y cada uno de nuestros proyectos han supuesto un reto en sí mismo del que hemos aprendido y crecido como equipo y se hace difícil destacar o seleccionar de forma aislada. Como ya hemos referido somos un estudio que plantea un sistema casi “artesanal” de proyectar, que hace que haya un trato muy cercano y dedicado en cada uno de los desarrollos que abordamos.

No obstante, hay proyectos que por su escala o singularidad han marcado huella en nuestro estudio como el Colegio de la Vaguada de la Paloma en Montoro, o el Complejo Socio-Sanitario Geriátrico proyectado para El Carpio. Aunque, donde mejor nos desenvolvemos es en el ámbito de la arquitectura residencial y la rehabilitación. Son muchos los proyectos de vivienda personalizada que hemos realizado en la que la satisfacción del cliente y el resultado obtenido nos mueven a seguir con la vocación e ilusión del primer día.

La crisis sanitaria provocada por la pandemia de la COVID19 que vivimos ha trastocado la vida de muchas personas, proyectos y negocios, ¿cómo afecta al sector de la arquitectura residencial de la que nos habla?

La necesidad del confinamiento de la población como medida para frenar la onda de contagio, así como la dificultad de garantizar el distanciamiento social en una sociedad mediterránea como la nuestra, nos van a obligar a pensar tanto a corto como medio plazo en el replanteamiento de los espacios públicos y de viviendas.

No obstante, este cisma que se ha creado que nos ha removido por dentro como sociedad y que inicialmente parecía que nos iba a cambiar de forma radical pienso que nada más lejos de la realidad. Nuestra cultura está muy enraizada y es muy individualista. Nunca nos habíamos expuesto a un uso tan intensivo y prolongado en nuestros propios hogares. Uno de los principales problemas que se avecinan es la profunda crisis económica que viene ligada a la propia crisis sanitaria. Sin duda tenemos que evolucionar, proponer tipologías residenciales que tiendan a aumentar el tamaño de las viviendas y sus espacios exteriores, potenciar la flexibilidad y desjerarquización de las células de tipología residencial colectiva intensiva… Pero todas estas mejoras entrañarán también un incremento presupuestario que ahora se plantea inasumible… y con la brecha social y económica que se ha implantado marca un horizonte preocupante.

El cliente se ha hecho más consciente de las carencias de su hogar, de las limitaciones que ha sufrido y de la necesidad que hay de invertir en un hogar seguro, habitable como parte principal de su modo de vida. Considero que se va a volver un cliente más exigente a la hora de diseñar su propia vivienda, más preocupado en el espacio abierto dentro de la vivienda, buscando calidad en los espacios.

Su estudio ha ganado la licitación para llevar a cabo la musealización y museografía del Castillo de Belalcázar…

Efectivamente esta ha sido una sorpresa para el equipo, pues hoy en día cada vez se hace más complicado acceder a una licitación de carácter público y de una naturaleza como ésta. De todos es sabido que los procesos de contratación actual priman la oferta más económica e imponen unos sistemas y medios que dificultan muchísimo a los equipos profesionales poder acceder a proyectos de calidad con los medios necesarios para hacer buenos proyectos. Recién enterados de esta noticia, nuestro estudio acoge este proyecto con mucha ilusión pues nos devuelve otra vez la oportunidad de trabajar en el ámbito de la museografía y el diseño museográfico y ni más ni menos que en un exponente de tal calibre como el Castillo de Belálcazar que es un exponente arquitectónico de una singularidad increíble para Córdoba y en especial para los Pedroches.

Ha trabajado con Torrero-Torinco en un proyecto con un marco incomparable como es una vivienda con vistas al mar en Málaga, ¿cómo ha sido la experiencia? ¿qué dificultades se han encontrado y cómo las han resuelto?

Desde nuestro inicio profesional establecimos un estrecho contacto con Torrero-Torinco, porque sin duda es un exponente de calidad, exigencia y de resultados increíbles para la arquitectura. Son muchos los trabajos en los que hemos cooperado con un elevado grado de satisfacción mutua por los resultados obtenidos.

En el caso del proyecto de Málaga no tuvimos la menor duda de contar con los servicios de Torrero-Torinco, tanto por el reto tecnológico que suponía realizar una vivienda singular de esta naturaleza, en una planta 16 de un edificio existente y en un emplazamiento tan complejo como el que nos encontramos, como por el alto nivel de exigencia de la propiedad, que buscaba resultados muy singulares.

Es de mención en este proyecto, el papel jugado por el propio promotor y propietario, que marca sus necesidades y sabe lo que quiere y es en definitiva al que nos debemos y por el que trabajamos.

Como en todos los proyectos se han tenido que adaptar soluciones y hemos tenido que replantear escenarios de trabajo, pero sin duda, la simbiosis entre nuestro equipo técnico y el de Torrero-Torinco hemos solventado el reto propuesto.

En cuanto a los productos que se ofrecen en Torrero-Torinco, ¿cuál es su opinión sobre los mismos?

Torrero-Torinco es una empresa muy valorada dentro de nuestro sector arquitectos, dado que es una empresa que ofrece soluciones muy avanzadas y hace un esfuerzo e inversión en dar un servicio técnico, así como ofrecer soluciones que son muy difíciles de encontrar con otros profesionales en el sector de la madera. Asimismo, es muy conocida la calidad que ofrece en carpintería de exterior, con sus patentes, que son sinónimo de calidad, reconocida en el mercado. No quisiera dejar en el tintero las soluciones que ofrece para sistemas como Passive-House entre otros, lo cual nos habla de la búsqueda de estar siempre a la última para ofrecer soluciones para las exigencias del cliente.

Por último, ¿podría hablarnos del proyecto realizado junto a Torrero-Torinco en Castro del Río? ¿Cómo ha sido su experiencia colaborativa?

En referencia al proyecto de Rehabilitación en la Casa del Olivo – Antigua residencia del Iltre. Sr. Castilla del Pino – Castro del Río (Córdoba), manifestar que, dada la naturaleza de la vivienda, del s. XVIII – el cliente buscaba aparte de la reforma y rehabilitación a nivel funcional y material, el acondicionar térmicamente en lo posible la vivienda. Esto era inconcebible si no se planteaba una sustitución de la carpintería exterior. Para ello no tuvimos duda desde el primer momento en contar con los servicios de Torrero-Torinco para plantear un sistema de carpintería estanca para exteriores, con la inclusión de postigos y efectuándola en el estilo de la vivienda. El resultado final ha sido muy satisfactorio, dado que la propiedad ha experimentado las bonanzas de contar con una carpintería de dichas prestaciones, habiendo mejorado el confort y habitabilidad de la vivienda en unos altos índices, y de otro, por la calidad visual y los acabados que dicha carpintería ha ofrecido al conjunto de la rehabilitación.

En definitiva, un ejemplo más de que Torinco ofrece soluciones en carpintería de madera que se adaptan tanto para diseños muy funcionales y de corte actual, como para soluciones de rehabilitación y restauración.

28 agosto, 2020|